En los últimos años ha aparecido una nueva tendencia dentro del mundo de la inteligencia empresarial conocida como BI Moderno. Sin embargo… ¿Qué significa? En este artículo daremos algunas pinceladas sobre el concepto.

BI Tradicional vs BI Moderno

Como es lógico, antes de meternos a analizar el concepto de BI Moderno, sería necesario revisar que se conoce como BI Tradicional. Dentro de esta visión se podrían situar soluciones con modelos multidimensionales, de gran coste y donde el actor principal no es el usuario final, sino que la información se presenta controlada y gestionada por los profesionales IT.

A partir de 2016, Gartner dividió su conocido cuadrante mágico en dos enfoques, separando las soluciones BI en:

 

  • Magic Quadrant for Analytics and Business Intelligence Platforms, donde sitúa herramientas fáciles de usar, enfocadas a la visualización de datos y en las que el control y la manipulación de la información se realiza por parte del usuario.
  • Market Guide for Enterprise-Reporting-Based Platforms, que incluye soluciones más complejas para implantar y que suponen un mayor coste para la compañía basadas en funciones como Reporting, análisis Ad-hoc o cubos OLAP entre otras.
Cuadrante mágico BI Moderno

¿Qué entendemos entonces por BI Moderno?

Siguiendo esta diferenciación, las soluciones de inteligencia empresarial situadas en el primer enfoque se integrarían en el término de BI moderno. Se trata de soluciones ágiles e intuitivas que se podrían acuñar como “self-service”. Empleando modelos tabulares y sin un coste demasiado elevado, el usuario de negocio puede conectar con sus datos de una manera fácil, rápida y no menos atractiva que una solución tradicional. Así, gana en capacidad de análisis de su empresa en tiempo real y, sobre todo, en autonomía.

Dentro de estas soluciones podemos encontrar ejemplos como Tableau, Power BI o Qlik. Aunque estas herramientas destacan principalmente por su gran capacidad para la visualización de informes, también presentan características para:

 

  • Acceder a los datos estén donde estén y en el formato en el que se encuentren. En su mayoría, este tipo de herramientas tienen funciones con las que modelizar la información y obtener únicamente los datos necesarios para la organización.
  • Cooperar entre usuarios y organizaciones. Los datos pueden ser compartidos internamente entre empleados o áreas de una empresa, o incluso de manera externa, en sitios de dominio público.
  • Facilitar el proceso de obtener los datos y presentarlos más tarde. No son necesarios grandes conocimientos para obtener la información de diferentes orígenes y visualizarlos mediante informes.

¿Y qué pasa con el BI Tradicional?

¿Ya no existen proyectos donde se pueda emplear este enfoque? Por supuesto que sí. No todas las empresas presentan las mismas necesidades o tienen los datos estructurados de la misma forma. Es muy posible que compañías donde la información se encuentre descentralizada precisen de soluciones más complejas como, por ejemplo, podría ser la construcción de un Data Warehouse para unificar todos esos datos y, posteriormente, presentarlos en estas nuevas herramientas comentadas anteriormente.

¿Quieres saber más?

En sumamoOs somos partner de Microsoft especializados en el análisis y extracción de datos con Power BI, una de las herramientas líder en esta nueva corriente en el mundo del Business Intelligence conocida como BI Moderno. Además, tenemos un gran conocimiento en la utilización de otras herramientas de explotación de la información o de inteligencia artificial. Si quieres averiguar más detalles sobre estas tecnologías, puedes echar un vistazo aquícontactar  con nosotros para conocer cómo estar al día en las nuevas tendencias que marcan la pauta actualmente en el ámbito de la inteligencia empresarial.

Próximamente…

¿Te has quedado con ganas de más? Si es así, en próximos artículos hablaremos de Big Data, Definición y aplicaciones prácticas.

Fuente imagen principal: indepthresearch.org